Fanclub en Twitter.

martes, 31 de marzo de 2009

La Pena capital.





La mañana siguiente al entrañable concierto que dimos The New Raemon y sus CuloVoladores en el Círculo de Bellas Artes de Madrid sucedió lo siguiente:

El embrague de la furgoneta de Tule (nuestro manager) decidió suicidarse en pleno paseo de la Castellana.

Joan Colomo y yo acabamos tocando la guitarra a ver si conseguíamos algo de dinero (estábamos todos sin blanca), recaudamos un euro con treinta centimos... ¡Wow!

Después de una hora y media esperando a la grúa (que se puede ver en el margen derecho de la foto remolcando la "Tule-van") los del RACC nos mandaron a alquilar un coche en la estación de Atocha.

Suerte de contar con tan buena compañía, Joan Colomo, Tule y Patrícia... y que nos tomamos el suceso con buen humor, incluso acabamos comiendo en una estación de servicio de lo más cañí y tomando torrijas de miel (muy ricas, la verdad) y chupitos de orujo de hierbas (la marca del orujo era Hijoputa, sí, en serio).

A Tule se le rebentó un bolígrafo en el pantalón para acabar de rematar nuestra suerte.

En el coche sonaron Manos de Topo (somos fans de "Pollo frito"), El último de la fila y The Unfinished Sympathy (uno de los mil grupos en los que Joan milita).

Creo que escribiré una canción sobre esto, la anécota lo merece.

1 comentario:

Antoniorme dijo...

:)

Bonita historia... las cosas hay que tomarlas con filosofía.

Pues resulta que el 28 de febrero fui a un fantastico concierto de the new raemons e hice fotos...

aqui te paso el link por si gustas verlas...

un abrazo.
Antonio.

http://www.flickr.com/photos/antoniorme

Vídeos

Loading...

Érase una vez...

Mi foto
Hola, soy un mamífero que escribe canciones en un pueblo llamado Cabrils.